COMPARTIR
Responsabilidad en el desperdicio de alimentos.
Por: La Farmacia de Modesta

Esta semana leía la estrategia “Más alimento, menos desperdicio” presentada por el Gobierno de España a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Se trata de un programa para la reducción de las perdidas y el desperdicio alimentario y la valorización de los alimentos desechados, con la que se propone lograr reducir a la mitad la perdida de alimentos en el 2025.

La estrategia que puedes ver aquí, da unas cifras un tanto conmovedoras, que no creo que debamos dejar pasar sin poner un poco de nuestra parte.

Estrategia "Más alimento menos desperdicio"

En el Mundo: se pierde o desperdicia un tercio de la producción, cifra que alcanza los 1300 millones de toneladas al año según la FAO.

En Europa: las pérdidas y desperdicio de alimentos alcanzan aproximadamente los 89 millones de toneladas al año según la Comunidad Europea.

De las cuales:

  • 42% en los hogares, del cual el 60% sería evitable
  • 39% en los procesos de fabricación, del cual la mayor parte se considera inevitable.
  • 5% en la distribución
  • 14% en los servicios de restauración y catering

España es el sexto país de la Unión Europea que más comida desperdicia con 7,7 millones de toneladas.

El problema lo considero de gran impacto, no solo en lo económico y ambiental, sino también social. Hoy en el actual contexto de crisis económica, en el que se ha incrementado el numero de personas que pasan por una MUY difícil situación, la reducción de este desperdicio es una oportunidad de combatir el hambre y mejorar el nivel de nutrición de personas desfavorecidas, y esto siempre tiene, todo mi apoyo.

Si te fijas en los datos del desperdicio en los hogares españoles ( 60% sería evitable). Esto me ha hecho reflexionar sobre el tema, y trabajar en como divulgar a través de este espacio, acciones que todos nosotros podemos poner en practica en nuestras casas.

Te cuento mis reflexiones y las acciones que te propongo:

Muchos de nosotros hemos oído desde pequeños la frase “termina toda la comida, hay gente que no tiene que comer”. Ya desde temprana edad nos sentíamos culpables de esta situación y muchos de nosotros acabábamos comiendo, sin hambre por no tirarla. Esta era la acción que más se nos repetía.

Cuando tuve mis niños me propuse no actuar de esta manera, y te cuento porque, las cifras de obesidad son alarmantes y no creo que en todo momento tengamos que acabar el plato y de ninguna manera tirarlo, sobretodo cuando la persona no tiene la opción de servirse la cantidad de comida deseada. Por esta razón siempre trate de poner a mis hijos poca cantidad y les deje que tuvieran la posibilidad de servirse más. Cuando se han hecho mayores con capacidad de decidir, deben antes de servirse, pararse a pensar en su estomago.

Pero esta no es la única acción que puedas poner en practica, existen otras que a continuación te enumero y que nos van a ayudar a llevar una organización de comidas mejor y que nutricionalmente ganemos todos.

Planifica un menú de comidas y elabora una lista de alimentos, para poder prepararlo, de esta manera podemos evitar desperdicios.

Ten preparada una comida fácil sencilla y rápida de emergencia por cualquier imprevisto que pueda aparecer, una visita inesperada, un retraso. La falta de improvisación hace que a veces nos despistemos y preparemos de más.

zumos de frutas y verduras blog lafarmaciademodesta

Cuando la fruta se madure más de la cuenta, y veas que en casa no resulta atractiva para comer sola por su aspecto, pon en marcha tu imaginación, busca recetas de zumos, batidos o compotas antes de esperar mas tiempo. Con las verduras puedes hacer lo mismo, en batidos con frutas ahora tan de moda o como sopas para la noche, altamente saludables.

Practica FIFO (First In First Out) en tu nevera o despensa. El primer alimento que entre es el primero que debe salir. Si venimos del supermercado y encontramos que tenemos alimentos en la nevera iguales, coloquemos de forma ordenada, para ello pongamos los más recientes en segundo lugar, consiguiendo que este más a la mano el que fue comprado antes.

Si alguna vez, ves que tienes restos de otras comidas no dejes pasar más tiempo, organiza una cena o comida con el lema “De todo un poco” involucra todos y haz que sea divertida en plan tapas, donde se pueda degustar todo.

etiquetado nutricional

Lee las etiquetas de los alimentos que consumes, contienen toda la información necesaria para su mejor conservación y para comprender qué cantidad de nutrientes te aportan, ayudándote a conseguir un equilibrio nutricional adecuado; lo cual se traducirá en beneficios para tu salud y la de tu familia.

Es muy interesante hacer una lista de alimentos que tiramos y apuntar el por que los hemos tirado. Esto nos lleva a reflexionar la próxima vez que compremos. Si es que se te pasan de frescura, recuerda que congelar es siempre una muy buena opción.

Vigila las temperaturas del frigorífico y congelador, adaptándolas a las distintas épocas de año, ahorraras en energía y economizarás.

yogurt y fresas

Estos días hemos oído hablar de los yogures, de la perdida de fecha de caducidad y la aparición de fecha de consumo preferente.

La fecha de caducidad que se establecía en unos 28 días tras la fabricación, ha pasado a ser fecha de consumo preferente, fecha que da cada fabricante evalúa.

Esta fecha de consumo preferente es una fecha hasta la cual el producto puede ser consumido sin que cause problemas para la salud del consumidor, aunque si puedan existir merma de sus cualidades organolépticas. En el yogur por ejemplo el paso de los días puede cambiar su textura, hacerlo más acido y aumentar el numero de bacterias.

Mi consejo es que no des lugar a agotar estas fechas, para ello pon organización en tu nevera y creatividad en tus platos.

En los productos muy perecederos, si se establece una fecha de caducidad especifica.

Presta atención a los productos como galletas, cereales, harinas, guárdalos de forma apropiada, protegidos del aire, luz y humedad.

Es muy importante involucrar a toda la familia de forma positiva. Que la culpa de tirar algo no te paralice, sino que te haga actuar!

Comparte con todos nosotros, las acciones que pones en practica en casa, para reducir el desperdicio de alimentos

Ganaremos todos!

 

 

2 Comentarios
COMENTARIOS
  1. Margarita Rodriguez-Acosta

    Gracias siempre por tus sabios consejos Mode. Estoy de acuerdo en todo lo que has dicho
    bs bs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>