COMPARTIR
Dietas: más importante “el qué”, que la “frecuencia”.
Por: La Farmacia de Modesta

Cuando consigues quitarte unos kilitos de encima, has ganado mucho, pero sólo has ganado la mitad de la batalla. Mantener esos kilos bien alejados, es lo que te llevará a conseguir la otra mitad y por consiguiente, el éxito.

 

Al principio, cuando realizas una dieta controlada, aconsejada por tu médico o nutricionista, te ajustas al número de comidas, alimentos y calorías. Te has marcado un objetivo, y pones todo tu esfuerzo y actitud positiva, para conseguirlo.

 

Me gusta mucho recalcar la actitud positiva siempre, con ella estoy segura de que además de ayudarte a alcanzar mejor tu objetivo, también puede inspirar a gente que está a tu alrededor y tú sentirte muy orgullosa por la ayuda prestada :)

 

Una vez perdidos esos kilos ¿te planteas volver a la normalidad? ¿O continuas este viaje para mejorar tu salud?

 dieta más importante que que frecuencia, blog.lafarmaciademodesta, modesta cassinello

Mi opinión es que te planteas volver a la normalidad, si la dieta te ha sido difícil de llevar, si no ha estado bien dirigida y si no has introducido nuevos hábitos en tu rutina.

 

Cuando la dieta se ha planificado, se han ido viendo resultados y se han instalado nuevas rutinas que se han convertido en hábitos en tu día a día, la persona no se plantea volver a la normalidad sino que continua, aunque con otro objetivo en mente.

 

Una pregunta frecuente que viene a la cabeza cuando te quieres mantener en tu peso ideal es :

 

¿Es tan importante cuántas veces comes?

Mi opinión: es más importante qué, cuándo y con quién comer,  que cuántas veces.

 

Hoy se recomienda comer más a menudo, unas tres comidas y dos snacks al día, logrando mantener los niveles de glucosa controlados, aunque esto no sea sinónimo de adelgazamiento.

 

El peso baja, si reduces las calorías consumidas y si realizas ejercicio físico, no por la cantidad de veces que comas.

dieta más importante que que la frecuencia, blog.lafarmaciademodesta, modesta cassinello

 

El fraccionar las comidas a lo largo de la jornada se realiza:

 

  • Para evitar periodos de ayuno y que no nos sentemos a la mesa con mayor sensación de hambre.
  • Porque durante muchos años se ha jugado con el “efecto térmico de la comida”. Cuando comemos un alimento, este produce un coste calórico, resultado de la digestión y el procesado de macronutrientes. La proteína tienen un efecto térmico mayor que la grasa y carbohidratos. Esto se ha aprovechado mucho tiempo para intentar bajar peso, pero los estudios al respecto no han arrojado datos muy claros. Hoy día se piensa que este “efecto térmico” no produce un resultado convincente, ya que el consumo calórico es similar, no dependiendo del número de ingestas.

 

Comer muchas veces no creo que sea tan efectivo en aquellas personas que no tengan esa sensación de tener que parar a media mañana o tarde porque muchas veces el parar a comer les puede hacer comer de más. En cambio, sí lo veo efectivo en aquellos que dejen mucho tiempo pasar entre el desayuno, la comida y la cena.

 

Si eres de los que te levantas muy temprano, no realizas un buen desayuno y comes muy tarde, tomar algo a media mañana te proporciona un estado óptimo para el desempeño de tus actividades.

 

Si creo preferible realizar una mayor ingesta calórica durante el día, que por la noche. Comparto la popular frase “Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”.

 

Antes de comer, pregúntate si tienes hambre. Recuerda la última vez que comiste y si la respuesta no es inmediata espera y vuelve a preguntarlo.

 

Tu cuerpo se preocupa más de cuánto y qué comes, que de cuántas veces. No olvides aprender a comer, saber cuáles son tus necesidades diarias y no ingerir más calorías de las que tu organismo realmente necesita.

 

3 Comentarios
COMENTARIOS
  1. MARGARCIMON

    Hola, MODESTA!! Me encantan tus artículos de alimentación, supongo que sabes lo difícil que es mantener los hábitos, que es lo que hace que una dieta funcione a largo plazo. Comentas que hay que hacer ejercicio con la dieta, y comparto que es algo muy saludable, pero ¿qué hacemos cuando tenemos que hacer reposo absoluto por una lesión, valga la redundancia, deportiva? ¿Cómo habría que ajustar la dieta en estos casos? Las dietas que he hecho combinan alimentación equilibrada con ejercicio. Temo que al estar en reposo coja peso en lugar de ir perdiendo, pues el reposa va a ser para un mes aprox.
    Besosososos y a disfrutar del verano!!

    1. La Farmacia de Modesta Autor

      Hola, me encanta que te gusten y que me lo hagas saber :) ya que me llena de alegría para seguir adelante! Cuando tienes una lesión debes como tu bien dices ajustar la dieta. Te aconsejo escribir en un papel tu dieta, y aquello que veas que no te aporta muchos nutrientes y si calorías, te aconsejo moderar su consumo (recuerda también valorar el consumo de zumos preparados). Debes de cuidar la ración y dar preferencia a los alimentos más ligeros. Por último te recomiendo que si estas más por casa sin a veces saber lo que hacer, evites picar más de la cuenta. Si necesitas picar algo, algún palito de zanahoria o pepino masticando muy bien, te sacará del apuro. Te deseo todo lo mejor y una pronta recuperación. Besos para ti también y a disfrutar del verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>